Testimonio Leire

By 13 abril, 2000Testimonios

Mi camino a la recuperación total de la anorexia nerviosa empezó en LyS y gracias a ellas hoy puedo decir que soy una mujer LIBRE y vivo una vida plena.

Yo contacté con ellas en un momento muy duro de mi enfermedad, un bache muy gordo después de llevar 20 años sobreviviendo (porque lo que antes hacía era sobrevivir, pero no vivir). A pesar de estar bastante mal ellas apostaron porque aún había posibilidades reales de una recuperación y esta confianza ha estado presente durante todo el proceso.

Lo primero y uno de los pilares fundamentales del proyecto de recuperación fue firmar un compromiso con ellas. Es un compromiso real, un compromiso que te ayuda a sacar fuerzas en los momentos más complicados (que los hay), un compromiso en el que tu equipo de apoyo te demuestra que se puede vencer la enfermedad, pero hay que luchar. Yo no conozco mejor ayuda profesional de la que he tenido con la psicóloga y la nutricionista. Son dos maravillosas profesionales, que se preocupan por formarse y estar a la vanguardia de los diferentes tratamientos. Y por supuesto, que nunca te dejan de la mano, aunque muchas veces sientas que no puedes más. SIEMPRE ESTÁN AHÍ.

Gracias de verdad a las dos por apostar por mí, por mi recuperación total y por la libertad que todas y todos merecemos.